Aprender del aprendiz

Aprender del aprendiz

Hola, soy Oliver Provana, Membership de HOI.

Hace ya cuatro veranos que disfruto de trabajar en campamentos para niños de siete a once años de edad, donde intento aportar para que los niños se lo pasen bien aprendiendo a vivir con valores. Puedo decir que, a pesar de estar trabajando, creo que me lo paso incluso mejor que los niños, que ya es decir.

Es una experiencia que me renueva. El cansancio físico que requiere estar pendiente de cinco niños durante las veinticuatro horas del día queda en un segundo plano y mi mente pasa a un estado de meditación y de búsqueda de lo trascendental. Ahí reafirmo mis ideales y mis objetivos, ahí “cargo las pilas”.

Es durante estas edades cuando los críos forjan su personalidad y construyen lo que algún día será su moral y ética personal, por lo que es una gran responsabilidad para nosotros los monitores el hecho de enseñarles a basar su estilo de vida en valores como la amistad, el respeto, el amor, el esfuerzo o la espiritualidad.

Muchas veces, sin embargo, tendemos a pensar que sólo son los niños los que aprenden de nosotros y olvidamos que ellos también nos enseñan muchas cosas sin darse cuenta. Se puede incluso decir que los niños tienen varias cualidades que caracterizan al espíritu emprendedor.

Son intensos, ilusionados y pasionales. Se implican en todo lo que hacen, y cuando están inmersos en un proyecto, por pequeñito que sea, lo intentan realizar con gran dedicación y esmero.

También actúan como esponjas. Ven, copian, aprenden y aplican con suma velocidad. Su mente trabaja sin pausa y está sujeta a una constante actualización, por lo que siempre están abiertos a los cambios y los reciben positivamente.

Viven el presente al máximo, con un poco de motivación se enganchan, se esfuerzan y lo dan todo, siendo fieles a su personalidad sin importarles lo que digan los demás.

Viviéndolo tan de cerca y visto cómo surge de esta forma innata, retorno a mis quehaceres de adulto habiendo aprendido de ellos que cultivar las cualidades del espíritu emprendedor que todos llevamos dentro hace que me sienta bien.