Todas las noticias
EL NUEVO RUMBO DE PARAGUAY INCITA LA INVERSIÓN EXTRANJERA

EL NUEVO RUMBO DE PARAGUAY INCITA LA INVERSIÓN EXTRANJERA

El pasado 21 de abril el empresario Horacio Cartes resultó vencedor de las elecciones presidenciales paraguayas, con un 45,8% de los votos. Su llegada al poder ha supuesto, en palabras suyas “un nuevo rumbo” para una nación rica en recursos naturales que ahora cuenta con el pleno respaldo de  Mercosur y Unasur, así como con un mayor atractivo para los inversores extranjeros.

El corazón del Mercosur. Paraguay es un país poco conocido internacionalmente pese a ser clave para el comercio de Sudamérica con Asia. Ha registrado desde hace años un crecimiento económico constante que le aupó a la tercera posición mundial en tasa de crecimiento económico a lo largo de 2010, con un 15%. La predicción de crecimiento paraguayo realizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2013 es de en torno al 11%, lo que de nuevo le situaría en el podio mundial. Esta progresión se asienta en pilares como la industrialización de su materia prima y su ubicación geográfica estratégica, en el centro del Mercosur como paso geográfico obligado en la ruta transoceánica Atlántico-Pacífico. Así mismo, Paraguay es líder mundial en la exportación de soja, granos y carne de bovino. Con semejante potencial, Cartes sostiene que lo único que le falta al país es aumentar la inversión extranjera.

Motivos para invertir en Paraguay. Además del nuevo rumbo tomado por Paraguay al retomar sus relaciones con Mercosur y Unasur, a los inversores internacionales no les faltan razones para apostar por Paraguay.  Se trata del país con la estabilidad monetaria y fiscal más alta de América Latina, ya que nunca ha registrado devaluaciones bruscas, expropiaciones o congelamientos de ahorros. Tiene la menor tasa de impuestos del continente y un sistema fiscal simple y su base productiva son alimentos cuya demanda mundial tiende a crecer. Presenta además atractivos regímenes para los inversores, como la maquila, zonas francas y amplias exenciones fiscales.  Paraguay da acceso al Mercosur y dispone de una excelente relación costo-beneficio de la mano de obra y menores cargas sociales sobre los salarios. Su población es mayoritariamente joven y con gran facilidad de aprendizaje y capacitación. Así mismo, ofrece abundante disponibilidad de energía eléctrica a las tarifas más bajas de la región, al ser el principal acuífero del mundo. Paraguay es centro de la Hidrovía Paraná-Paraguay con libre navegación en la mayor parte del país durante todo el año. Su clima es agradable y carente de desastres naturales, con tierras fértiles para la agricultura

“Paraguay es el tesoro mejor guardado de América Latina”. Son palabras de Cartes, quien ha manifestado su intención de aunar el desarrollo social con el económico. “Habremos hecho un gran gobierno cuando el dinero público llegue a los más humildes. Nuestro propósito es lograr que haya seguridad ciudadana y seguridad jurídica, para que de esta manera lleguen inversiones a Paraguay. Muchas cosas vendrán desde el exterior, entre ellas las inversiones y la tecnología”. El presidente paraguayo recientemente ha propuesto a los inversores que visiten algunas de las industrias ya instaladas en el país “para convencerse de que merece la pena invertir ahí, ya que disponen de “un patrimonio que querría cualquiera, la energía limpia y renovable que todo el mundo quiere”. Los datos avalan a Cartes, ya que los buenos réditos de la inversión en Paraguay atraen más inversión extranjera. Ésta ha crecido un 27% en 2012, hasta los 273 millones de dólares, 58 millones más que en el 2011.

10.000 millones de US$ en infraestructuras. Para incentivar el desarrollo de Paraguay, el Gobierno ha puesto en marcha un plan inversor de 9.526 millones de dólares estadounidenses en apoyo al transporte, energía, agua y saneamiento. Ramón Jiménez Gaona, Ministro de Obras Públicas, afirma que darán “énfasis a la habilitación de una hidrovía que permita la fluida navegación y su operatividad todo el año, considerando que el 80% de todo el comercio exterior paraguayo transita por los río Paraná y Paraguay,”. La gestión de su ministerio orbitará en torno a infraestructura, logística, transporte, minería, hidrocarburos, energías renovables, comunicaciones, tratamiento de agua y alcantarillado sanitario, que “serán desarrollados dentro de un marco de estabilidad política, seguridad jurídica y dentro del mayor respeto al medioambiente”.

“Reglas claras” en Paraguay. Uno de los principales países inversores en Paraguay es España. El embajador español en Paraguay, Diego Bermejo Romero, ha calificado recientemente como “estupenda” y “magnífica” la orientación de la política económica de Horacio Cartes. Según Bermejo Romero, en Paraguay se abren grandes expectativas a las empresas españolas por la “hoja de ruta” trazada por el actual Gobierno paraguayo. “Éste es un país que tiene unas reglas claras y previsibles; es decir que pueden venir con todas las garantías”, ha dicho.

Otro de los grandes inversores  extranjeros es el vecino Brasil. Roberto de Rezende Barbosa, empresario brasileño considerado como el magnate de la producción de caña de azúcar y etanol en su país, ha expresado su intención de invertir en Paraguay. “Éste es el momento de Paraguay”, ha manifestado al diario brasileño Folha de Sao Paulo. “Nosotros conmemoramos la llegada del presidente Horacio Cartes, pero lo que más nos anima son los fundamentos económicos de Paraguay, cuyo PIB va a crecer más que el de Brasil”, indicó.

De hecho, según el centro brasileño de estudios económicos Fundación Getulio Vargas,Paraguay es actualmente el mejor clima para los negocios en América Latina. Según el susodicho centro, menores costos productivos y baja presión tributaria, además de las condiciones macroeconómicas estables son los factores más valorados por los inversionistas a la hora de establecerse en el país.

Vení y entendé. Como inversores en este país corroboramos esta tendencia y las amplias expectativas que se abren para el pueblo paraguayo.